Mi blog
Coronavirus – lejos de casa

Coronavirus – lejos de casa



En este post hablaremos de como es vivir el Coronavirus - lejos de casa

 Vivir en la era de la tecnológica ha facilitado a todas las personas el enterarse y difundir algún acontecimiento. Para nadie es un secreto la actual emergencia sanitaria que se vive a nivel mundial, aunque el hablar del coronavirus se ha convertido en el pan de cada día, haciéndolo de esta manera un poco tedioso, no podemos ocultar las realidades que esta enfermedad nos ha obligado a afrontar.


-No estoy acá para hablar acerca del virus SARS-COV-2 el cual produce la enfermedad COVID19, solo quiero compartir con ustedes el impacto que esta enfermedad ha causado en mi familia y en distintos ámbitos con el seudónimo EXTRANJERO-    

¿Nueva enfermedad?

La primera vez que escuche que una enfermedad estaba atacando el continente asiático, recuerdo estar sentado en la oficina de mi trabajo, acababa de regresar de las pocas vacaciones que tenia por navidad y fin de año. La verdad, lo que estamos fuera de nuestro país, sabemos que debemos priorizar nuestras preocupaciones y claramente estas varían de acuerdo a la situación que cada extranjero se encuentre.

En particular tengo la oportunidad de tener algunos de mis familiares ascendentes, padres; colaterales: mi hermana y su esposo y mi pareja, para que mas o menos tengan una idea. Aunque conformamos una familia dentro de ese sistema familiar hay subsistemas, serial algo así si lo ilustramos un poco:

j
Mi circulo familiar actual

    Cada uno de los integrantes de la familia comparten sus gastos personales de la manera que ellos establezcan y los gastos comunes que son mayormente el de la luz y agua son distribuido de manera equitativa. Mi mama debido a un accidente de transito (el cual fue la peor experiencia vivida, si quieren que cuente la historia y como logramos salir de ella, déjenmelo saber en la sección de comentarios), sufrió algunos golpes que la dejaron en estado de discapacidad, por tal motivo no puede trabajar, ademas a esto adicionemos que es una paciente hipertensa y para completar asmática. 


-Regresemos al tema central, creo que me desvié un poco pero quiero que todo quede claro-  

Una pandemia se avecina

 La cotidianidad continuo su curso, no obstante el coronavirus estaba dando de que hablar. Al leer la información y ver tantas noticias que circulaban vía on line y en los mismo medios de presas locales del país donde resido, note que la situación se estaba tornando un poco mas seria, pero aun no era lo suficientemente grande para priorizarla y tomar cartas en el asunto, incluso estaba al otro lado del mundo, pensé.

Días después el problema ya no estaba solamente en china, había alcanzado el continente europeo, pero aun todos los casos confirmados tenían en común la ciudad fuente del virus, Wuhan, el miedo ya estaba infundado por tal motivo solo pensaba -ojala, no llegue a este país-, sin saber que solo faltaba días para que la pesadilla comenzara.

 "Recordé que anteriormente viví la pandemia H1N1, aun residía en mi país y era un jovencito así que no tuvo mucha influencia en mi vida y de hecho tengo escasos recuerdos de como comenzó y cuando se termino para serles sincero"

Paciente cero

    A principio del mes de marzo, para esos días mi vida continuaba de la misma manera, con mis dos trabajos; uno de mis trabajo es netamente de atención al cliente mientras que otro es de oficina y con trato indirecto a clientes.

En las calles se notaba un ligero cambio, el miedo y el pánico poco a poco se estaba adueñando de las personas, alguno clientes estaban usando alcohol para desinfectar sus manos, algunas personas hacían compras nerviosas y obviamente en mi familia comenzaban a generarse ese miedo, solo podía pensar en la llegada del virus al país.

Marzo 06, llego el día mas temido, confirmaron el primer caso en el país, tal vez sea un poco exagerado para algunos lectores, pero recuerden somos extranjeros, no contamos con seguro medico y obviamente no contamos con el dinero suficiente para poder lidiar con una enfermedad si uno de nosotros enfermara y llegase a agravarse y aun mas teniendo a mi madre con sus enfermedades preexistente.    

Casos positivos en aumento

Sabemos la alta tasa de contagio que tiene el coronavirus, y como funciona cuando el paciente es asintomático, cuando se dio la noticia tenia claro que el "paciente cero" no iba a ser el único que estuviese contagiado, ese paciente cero, obviamente tiene familiares y esos familiares tienen mas familiares, y esos familiares tienen trabajos y una vida normal y ademas fue una persona que trabajaba en una linea aérea, eso fueron mis pensamientos.

Basto una semana mas para que el Presidente decretara el estado de emergencia nacional con esto el confinamiento a 15 días de cuarentena, con algunas actividades económicas que aun podían seguir laborando.

Automáticamente, y estoy seguro que la principal interrogante para todos los extranjeros y que no contamos con un contrato laboral fue: ¿Que pasara con mi trabajo? la "estabilidad laboral" estaba prácticamente en la cuerda floja y para muestra un botón; mi trabajo de relaciones publicas simplemente lo perdí después del anuncio del ejecutivo, no por que me hayan despedido formalmente sino porque el pago era diario, es decir dependía de lo que hiciera en el día para recibir el pago y al decretar una cuarentena simplemente ya no podía contar con ese ingreso, quedando así anulado completamente.

Perdida de empleos

La remuneración mensual se dividió a la mitad, y digo a la mitad porque al menos pude conservar mi otro trabajo de manera on line, aunque con la advertencia de que se consideraría la evolución de la situación del país y por ser el ultimo al ingresar al trabajo seria el primero en ser despedido.

Mi padre perdió su trabajo (chófer y ayudante de mercado, principal foco de contagio); mi hermana de igual manera perdió el trabajo (azafata o mesera), su esposo pudo conservarlo ya que su trabajo estaba autorizado para seguir laborando (ayudante de panadería) y mi pareja esta en jaque, esperando a la decisión de su jefe.     

Los ingresos se redujeron pero los gastos aun seguían siendo los mismos y un poco mas altos debido que debíamos ayudar con los gastos de mis padres (luz, agua, gas, arriendo), mi familia por parte de mi mama son estrictamente religiosos  forman parte de la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, mejor conocidos como los "mormones" cabe destacar que fui educado siguiendo esos principios religiosos, desde que sucedió el accidente de transito, mis padres se integraron a dicha religión, y aunque no estoy activo actualmente en dicha religión siempre he tenido presente que hay que tener fe y la esperanza es lo ultimo que se pierde, solo quedaba ver lo que Dios dispondría para nosotros.

Primeros síntomas de coronavirus

    Actualmente he podido conocer y compartir un poco mas con mi papa, mi relación con el digamos no era muy buena, siempre viví con mi abuela desde que era un jovencito y en mi niñez sufrí muchos maltratos de su parte (esta historia la conocerán después), sinceramente puedo decir que mi papa desde que empezó a asistir a la iglesia y el impacto que tuvo el accidente de transito en mi mama, su carácter y personalidad cambiaron radicalmente, paso de ser una persona prepotente a una persona apacible y pacifica, pero como todo ser humano tiene sus defectos.  

La cuarentena (15 días) estaba llegando a su fin, pero no reflejaba el descenso en los contagios por consiguiente otros periodo de cuarentena fue decretado. El tiempo transcurría y cada vez los gastos empezaban a afectar nuestra estabilidad, nuestro miedo al no poder cancelar el alquiler cada día aumentaba, claro esta que sino teníamos donde resguardarnos estaríamos expuesto a contagiarnos.

-Pensamientos negativos-

También estaríamos incumpliendo el "toque de queda" decretado (solo podíamos salir para abastecernos de comida o si eramos trabajadores de las empresas autorizadas para laborar), y sin saber como nos tratarían las autoridades por el solo hecho de estar en la intemperie sin que nosotros quisiéramos, ademas seria riesgoso el que nos terminaran llevando a una casa hogar, donde ni podríamos estar a salvo de un contagio, y el mismo pensamiento que siempre rondaba en mi cabeza, <somos extranjeros>.

Al menos el señor del arriendo nos dijo que podríamos pagar cuando pudiésemos, pero la deuda seguiría en aumento y pocos de mi familia estábamos trabajando, mi papá tiene conocimiento de electricidad y como reparar algunos electrodomésticos, algunos miembros de la iglesia, queriendo ayudarle le pedían que fuera a reparar algunos electrodomésticos o funciones de electricidad en sus casas, pudiendo obtener así algún ingreso que ayudara al menos para poder comprar las medicinas de mi mamá.

En ese aspecto creo que la necesidad fue mas fuerte que el miedo a contagiarse.    Un día al amanecer, mi mamá me comenta que mi papa se siente con un poco de malestar. Automáticamente encendieron las alarmas en mi familia, pero mi papa tenia el pensamiento positivo que solo se trataba de una gripe común. Recuerdan cuando le dije que mi papa tenia también sus defectos, he allí uno de ellos. Al día siguiente, ya tenia un poco de dolor de garganta y presentaba fiebre.

-Créanme cuando digo que mi preocupación se convirtió en un tormento, no solo por saber que mi papá estaba presentando síntomas, el gran miedo residía en que mi mamá de seguro ya estaba contagiada-.

Continuara...

Lee la II parte aqui Coronavirus - Lejos de casa parte II



6 comentarios en “Coronavirus – lejos de casa

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
A %d blogueros les gusta esto: